En olla permanente

Luchy Placencia

En olla, en malaria, en malas, en crisis, en el hierro, arranca’o, con una crujía… Los dominicanos tienen muchas expresiones para comunicar la falta de dinero para hacer frente a las necesidades cotidianas; pero carecen de fórmulas verbales que refuercen el compromiso para cambiar esa realidad.

Si bien tres de cada diez personas en República Dominicana son pobres, de acuerdo con las más recientes estadísticas del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), la percepción general es la de que mucha gente vive en una olla permanente.

Y lo peor es que no vendrán el Chapulín Colorado ni los héroes de Marvel Comics a salvarla. Toda nuestra sociedad está estructurada para nunca levante cabeza financieramente.

Si tú estás en olla, te tengo una terrible noticia: eres tú quien tiene que salir de ella. ¿Cómo? Con una firme planificación, mucho trabajo y un ejercicio hercúleo de la voluntad. No es fácil, pero es posible. Lo primero es creer que tú puedes y luego trabajar para encontrar las respuestas a tus preguntas.

Tienes que cambiar el espíritu de tu mente, abandonar la manera mediocre de pensar sobre el dinero que han enseñado; es preciso que te vuelvas sordo/a ante las voces que le dirán que no puedes, que nadie sale de las deudas, de las tarjetas de crédito ni de los prestamistas, que el “apalancamiento” es la única forma de avanzar…

Como la serpiente que muda la piel, tienes que sacudirte del cúmulo de mentiras financieras que mantienen atrapadas a las clases media y trabajadora e inventar tu propia verdad a partir de las buenas prácticas y experiencias de personas que han logrado crear su satisfactoria realidad económica.

Debes aprender a decirle al dinero qué hacer, en lugar de que la mala gestión financiera te mantenga bajo la esclavitud de los acreedores.

Y para ello estamos aquí: para ayudarte a ser libre financieramente. A través de nuestro potente y versátil gestor de anuncios clasificados gratuitos, podrás comprar, vender, intercambiar, solicitar o regalar bienes y servicios, bajo un esquema de comercio colaborativo.

Oportia.com te proveerá con frecuencia, en su sección Revista, de artículos y herramientas audiovisuales sobre ahorro, inversión, emprendedurismo y educación para la vida, atendiendo a tu integralidad como ser humano.

Nuestros expertos te enseñarán cómo ahorrar, invertir, planificar, cuidar tu salud física y emplear tus horas de ocio de manera productiva.

Nuestra meta es proveerte de oportunidades que mejoren tu vida y te acerquen a tus ideales de bienestar y felicidad.

 

 

 

Santo Domingo, 1 de octubre de 2017

Luchy Placencia, mercadóloga y directora de Oportia.com.

Por una patria próspera y feliz

Luchy Placencia es mercadóloga, comunicadora social, publirrelacionista y fotógrafa multipremiada. Tiene una licenciatura en Comunicación Social, un posgrado y una maestría en Relaciones Públicas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); así como una maestría en Mercadeo del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). También es diplomada en Mercado de Capitales por la Universidad APEC. Luego de una fructífera carrera como periodista de investigación, se dedicó al trabajo como consultora en comunicación para empresas e instituciones. Es fundadora y directora de Oportia.com y esta es su columna: Por una patria próspera y feliz.

Información de contacto:

    • Correo-e: luchyplacencia@yahoo.com
    • Wasap: 849-542-1965

Comments (2)

  1. luchypg

    Muchas gracias, querido Eduardo Perdomo. Nos honra tenerte en la comunidad Oportia, un lugar pensado para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida mediante la educación y la utilización de nuestro potente gestor de anuncios clasificados gratuitos, mediante el cual podrás comprar, vender, solicitar, intercambiar y regalar bienes y servicios. ¡Bienvenido!

  2. eperdomo

    La mayor parte de las personas se mantiene cómoda dentro de una incomodidad, se acostumbra a estar mal. Oportia es una excelente iniciativa para contribuir en despertar la conciencia de quienes siempre piensan que su situación es lo normal y que simplemente deben aceptarla en lugar de tomar las riendas de sus vidas y propiciar el cambio. Pero lo más importante es el enfoque de bienestar integral que aquí se promueve. No es más rico el que tiene más dinero, sino el que logra poner en balance correcto las finanzas, su mente, su cuerpo, su espíritu y sus relaciones con los demás.

    Felicidades!!

Deja un comentario